Sobre cierre del diario La Nación

No es que comparta el cierre de La Nación. El hecho factual es que La Nación que se dice defender en teoría -aquella que pertenece al Estado y que, en tales circunstancias, estaría en condiciones de servir a los chilenos, más allá de gobiernos de turno y otros intereses- ya no existe. La posibilidad existió. A comienzos de los 90, a comienzos del 2000, pero hace rato que murió. El dario, además, ya está suficientemente probado, no pertenece al Estado, sino a una sociedad de particulares (Un UDI, UN DC y un PS), a la que le debe estar subiendo el precio de salida de la sociedad periodística La Nación, gracias a las protestas tardías del gremio. Lamento la pérdida de fuente laboral de los colegas que trabajan en el Diario, en particular de los funcionarios no periodistas que fueron quienes se la jugaron por la mantención del medio a fines de la dictadura y que tan mal han sido recompensados. Sin embargo, el problema de la falta de pluralismo y diversidad en la prensa chilena no se soluciona transformando a La Nación en el último baluarte de la libertad de expresión.
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar