Muerte de un Quijote

El miércoles en la noche murió un Quijote. Uno al que tuve el privilegio de conocer y que nunca dejó de asombrarme. Santiago Agliatti Gambino. Cuando lo conocí usaba unas patillas largas que, en contraste con su cara rosada y cabellera blanca, y su robusta estampa, daban la impresión de un señor sacado de la época colonial. Cuando volví del exilio que viví por causa de El Libro Negro..., me invitó un día a conversar a su oficina. El estaba escalofriantemente muy bien informado de quién era yo y mi trabajo. Quería contarme la historia de cómo se vino abajo

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar